FANDOM


ALTOSPOILER ALTO AHÍ, CHAVAL

Ten presente que este artículo contiene SPOILERS de la última temporada de Vis a Vis: El Oasis. Se sugiere discreción al leer.

Solo muere quien es olvidado.

Zulema Zahir fue una reclusa en Cruz del Sur hasta su traslado a Cruz del Norte. Fue conocida como la interna más peligrosa debido a sus diversos intentos de fuga de la cárcel y por tener una relación con el delincuente internacional Hanbal Hamadi, El Egipcio.

Dotada con una mente brillante, logró manipular, chantajear y extorsionar a funcionarios, policías y compañeras de cárcel con el objetivo de lograr sus propósitos.

Biografía

Comienzos

De ascendencia árabe, Zulema fue hija única en una pequeña familia conformada por su madre y abuela. Se alude que tuvo una niñez infeliz bajo el constante desprecio de su madre, quien, según su abuela, no la quería, demostrándolo el día en que obligó a Zulema a contraer matrimonio con un hombre considerablemente mayor sólo por dinero. El día de la boda, Zulema huyó de su casa y fue recibida por Karim, quien la crió como una hija hasta su adolescencia; durante su convivencia, Karim le enseñó a sobrevivir, sin importar el costo. 

Carente de afecto y aún ingenua en su adolescencia, Zulema entabló una relación con un conocido del barrio para refugiarse de los problemas de su casa. Sin embargo, fue abusada por su novio cuando ella intentó marcharse del coche en el que él se le había insinuado. Producto de este asalto, Zulema tuvo un hijo, el cual fue arrebatado al momento de nacer por un hombre desconocido. Determinada a reencontrarse con su hijo y vengarse del hombre, Zulema solicitó la ayuda de Hanbal, el sobrino de Karim, quien descubrió el paradero del individuo, logrando que Zulema le disparara a muerte. 

A pesar de su logro, Zulema no tomó responsabilidad en su hija, a quien su madre llamó Fátima Amir y la crió como suya. En una única instancia, Zulema visitó a Fátima y le cantó durante la noche para que se durmiera.

A sus 30 años, comenzó una relación sentimental con Hanbal Hamadi "El Egipcio", cuando este tenía 19 años. Juntos vivieron una historia basada en sexo, delincuencia y amor. Más tarde Zulema acabó ingresando en la cárcel y Hanbal se convirtió en un asesino internacional. A lo largo de su condena, Zulema fue trasladada por doce centros penitenciarios debido a su comportamiento y numerosos intentos de fuga, para finalmente acabar en Cruz del Sur. Sus delitos incluyen asesinato, robo, banda armada y tenencia ilícita, cumpliendo condena permanente.

Vida en Cruz del Sur

Primera Fuga

Vis a Vis: El Oasis

Vida después de la cárcel

Siete años después de su traslado a Cruz del Norte, Zulema fue puesta en libertad luego de haber colaborado con la policía en dos casos, reduciendo su condena significativamente. Tras su salida, esperó el autobús para alejarse de la cárcel hasta que Macarena se bajó de su auto y le ofreció llevarla; Zulema pidió que la llevase al cementerio.

Frente a la tumba de Fátima, Zulema comentó con pesar que su hija sólo tenía veinte años cuando murió y desahogó su rabia aventando un ramo de flores contra el paredón de granito y abofeteando a Macarena cuando esta mencionó los aspectos de su vida en libertad.

Tras su libertad y como parte de su reinserción, Zulema acudió en búsqueda de empleo y se le asignó un puesto en un lavado de autos, donde su principal función era lavar la carrocería de los coches y ofrecer el aspirado. En una ocasión, mientras conversaba con un cliente, un hombre que esperaba su turno hizo sonar la bocina de su coche de forma insistente para apurar el trabajo de Zulema. Debido a su irritante y prepotente actuar, Zulema lo encaró después del lavado y pidió que evaluara su desempeño, al mismo tiempo que azotó la cabeza del hombre contra el volante reiteradas veces, para luego robar el coche y huir.

Algún tiempo después del incidente en el lavado, Zulema visita a Macarena en su trabajo en la lavandería y le propone convertirse en socias para realizar atracos, aludiendo que el odio entre ellas era el mejor de los motores. Luego de escuchar a Macarena, esta acepta ya que ninguna de las dos tenía nada que perder.

En su primer asalto, Zulema y Macarena robaron un casino una noche de bingo. Zulema decidió hacerse cargo del dinero y ordenó a Maca estar atenta de las personas; esta orden disgustó a Macarena y ambas comenzaron una discusión en medio del atraco sobre las exigencias de Zulema por poner su autoridad sobre Macarena y no considerarla su igual.

Con el dinero que ganaron, compraron un autocaravana para ambas, pero Macarena exigió que no tuviesen ninguna mascota que las uniera, mucho menos un escorpión, de esta forma, se evitaría sentir pena cuando las dos se separasen al finalizar sus planes. Zulema y Macarena vivieron juntas por dos años, en ese tiempo, aprendieron sobre la distancia necesaria que necesitaba una de la otra para evitar confrontaciones y se estipula que entre las dos se dividían las tareas domésticas. 

A pesar de no haber sentimientos ni amistad de por medio, Zulema y Macarena se cuidaban las espaldas mutuamente; en una ocasión, para navidad, tres hombres se acercaron al autocaravana, pretendiendo estar perdidos y las atacaron con la intención de abusar sexualmente de ellas. Tras el forcejeo, Zulema logra zafar y ayuda a Macarena a enterrar los cuerpos de los atacantes. 

Con las experiencias de los robos anteriores, Zulema y Macarena realizaron un millonario robo a una joyería, esta vez completamente preparadas con vestuario, pelucas y accesorios que les permitió aparentar ser mujeres adineradas, logrando eludir a la seguridad del lugar y escapar con un gran botín. Esa noche, después de quemar el coche y la ropa del atraco, Macarena decide separarse y dejar la vida de criminal.

Ante la repentina decisión de Macarena, Zulema ofrece realizar un último robo: atracar la boda de la hija de Víctor Ramala, ya que en la boda, Ramala le regalaría a su hija una tiara de diamantes valorada en 20 millones de euros. En el plan, se incluía a Goya, su novia Triana, La Flaca y Mónica, la hermanastra de Katy, a quien Zulema conoció en Cruz del Norte después de compartir tres meses la misma celda y quien las haría ingresar a la boda como parte del catering. 

Luego de reunir a las demás, la banda comenzó a reunirse en el lugar de trabajo de Goya para planear el robo, acordando huir al hotel El Oasis en el desierto de Almería para esperar por un helicóptero que las llevaría a Marruecos, para luego separarse.

Robo de diamantes

El día de la boda, tal como lo habían planeado, Goya guardó las armas en la cocina mientras Zulema y las demás pasaban por el cacheo de seguridad de manera desapercibida. Tras la llegada de los invitados, simularon ser camareras entregando copas y estudiando el lugar. Siguiendo el plan, Zulema ingresó a la casa y amenazó con su pistola al encargado de las cámaras para que no delatase nada sospechoso mientras Macarena y Triana subían a la habitación de Katy a abrir la caja fuerte. Sin embargo, Zulema es obligada a dejar su puesto para ir a por Katy, ya que la caja sólo se podía abrir con su ojo. Luego de encontrar a Katy a punto de fugarse con Diego, Zulema la obliga a subir a su habitación y abrir la caja fuerte para hacerse con la tiara de diamantes.

El particular tatuaje de Zulema en su rostro, provocó que una de las asistentes, la señora Mendoza, la reconociera del robo al casino en el que ella se encontraba jugando al bingo. Tras comentárselo a Ramala, este envía a sus hombres a buscar Zulema. 

En la habitación de Katy, Zulema y Macarena son amenazadas por Diego y los hombres de Ramala, quienes, tras notar la desaparición de Katy, fueron por ella. Zulema y Macarena logran que los hombres bajen sus armas y los llevan al patio, donde obligan a los invitados a arrodillarse para poder escapar. Mientras las demás se preparaban para salir, Zulema se distrajo con una alucinación de sí misma vistiendo el uniforme de la cárcel. Debido a esto, Zulema ordena a los mariachis tocar algo alegre y comienza a bailar entre la
Vlcsnap-2020-06-10-10h48m10s535
multitud, haciendo caso omiso a las exigencias de sus compañeras para marcharse e ignorando por completo a Macarena. En medio de su trance, Zulema se distrae lo suficiente como para atraer la atención de todos los presentes, dándole espacio a uno de seguridad para sacar su arma y disparar a Flaca en el costado, iniciando un tiroteo que culminó con numerosas muertes.

Después del robo y durante su escape, Zulema enterró un bolso y su pistola en el desierto, usando una piedra como referencia para reconocer el lugar cuando volviera a buscar su arma de ser necesario.

Enfermedad

Estadía en El Oasis

Un tiempo antes de los eventos del Oasis, Zulema conoció a la madre de Sandoval, Ama, en su hotel El Oasis. Es implicado que ambas tenían un nivel de confianza, ya que Zulema conocía sobre la existencia de la cámara oculta del hotel. Zulema mencionó que solía alojarse en El Oasis tras pelearse con Macarena. También se implica que en una de sus visitas, ambas hablaron sobre la cárcel y Sandoval, donde Ama llegó a conocer sobre la responsabilidad de Macarena en la muerte de su hijo.

Se estima que durante la planificación del robo, Zulema eligió El Oasis ya que contaba con la cámara de escucha, de esta forma, podría espiar a las demás y conocer si alguna tenía intenciones de traicionarla. Al conocer el deseo de Ama de querer vengarse por la muerte de Sandoval, Zulema encontró el lugar perfecto para entregar a Macarena a Ama.

Lejos de la ciudad, en medio de la carretera del desierto, Zulema hace auto stop y es recogida por una familia que se dirigía al hotel El Oasis. En el coche conoce a Julián, su hija Vivi y su mujer, quien, según Julián, no quería detenerse para llevar a Zulema, ya que tenía miedo de subir a alguien desconocido. Zulema, evidentemente cansada, utiliza su sarcasmo para admitir que ella podría ser una asesina que, de haber querido, habría asesinado a Julián y su mujer en frente de su hija. Este comentario le hace gracia a Vivi, quien comparte su música con Zulema hasta llegar al hotel. En la recepción, Zulema se acerca al bar para tragarse los diamantes de la tiara con una botella de tequila.

Bajo la coartada de una celebración de despedida de soltera, Zulema se hospeda en una habitación más espaciosa y sin ventana al cuarto de escucha y visita a Ama, la dueña del hotel, en la cámara de escucha  
Vlcsnap-2020-06-11-14h41m43s261

Zulema y Ama en la cámara.

ubicada al centro del hotel y que poseía espejos de doble vista a 5 habitaciones distintas, permitiéndole escuchar y observar en secreto. Tras su reencuentro en el hotel, Zulema le comenta a Macarena que eligió El Oasis porque conocía a la dueña hacía años y que era el lugar al que acudía cuando se enojaba con Macarena; también había sido elegido porque al día siguiente llegaría un helicóptero que las llevaría a todas a Marruecos donde repartirían los diamantes. Macarena exige su parte, ya que deseaba marcharse de ahí cuanto antes, pero Zulema se niega, y se da cuenta que el apuro de Macarena se debía a que la había vendido a la policía y prometido el botín a cambio de quedar en libertad. 

Ese día dos los policías Colsa y Mati hospedados en el hotel secuestraron a Zulema y la torturaron bajo la ducha para que confesara sobre la ubicación de los diamantes. Decidida a no darles la información que buscaban, los policías salen del baño, amenazándola de muerte, y Zulema vuelve a ver su propia alucinación en el espejo, preguntándole si les diría sobre la ubicación o si realmente iba a permitir que la mataran, dando a entender que el cambio de personalidad se debía al tumor en su cabeza. Sin embargo, Zulema decide ceder ante la presión de su alucinación y guía a los policías al desierto, aludiendo que decidió esconder los diamantes, ya que no se fiaba de sus compañeras.

Mientras uno de los policías buscaba el botín en un lugar especificado por Zulema, el otro la apuntaba con la pistola para que no se escapara. Tras darse cuenta que dentro de la bolsa no había nada más que una calavera mexicana robada de la boda, ambos policías se distraen con el contenido, dándole a Zulema el espacio suficiente para desenterrar el arma y dispararles a ambos a muerte.

A la vuelta del corto viaje al desierto, Zulema descubre a Flaca y su esposo tratando de escapar del hotel para ir a un hospital y salvar su vida, apuntándoles con una pistola y evitar su escape, sin embargo, ve al hijo de Flaca en el asiento trasero y decide dejarlos ir, deseándoles suerte y que cuiden al niño. Luego de la salida de Flaca, Zulema corta los neumáticos de todos los coches estacionados en el hotel para que nadie pudiese escapar.

Durante la tarde de ese día, Ama se suicida con su revólver. Zulema encuentra a Cepo junto a su madre y le entrega el arma, comentando que “no hay nada más peligroso que un tonto con una pistola”; en ese momento, Zulema le quita el casco a Cepo, le alborota el pelo y le dice que ya es libre.

De vuelta en el hotel, Macarena intenta escapar, pero Zulema la intercepta e imita todos sus movimientos a modo de intimidación, hasta que finalmente le entrega las llaves de la camioneta y le pide a Cepo que elija entre la rubia o la morocha, Cepo decidió irse con Macarena, sin conocer que Zulema previamente había pinchado los neumáticos para que quedasen tirados en el desierto y tuviesen que volver.

Zulema recibió una llamada del esposo de Flaca, quien le informa que Flaca está muerta y que Ramala irá por las demás al hotel; con este cambio en el plan, Zulema le muestra la cámara oculta a Triana, Goya y Mónica, indicando que a partir de ese momento no habrían más secretos entre ellas y que debían prepararse para enfrentar a Ramala y sus hombres. Mientras el grupo salía de la cámara, Zulema interceptó a Cepo y le ofreció unirse a la banda con la condición de pasar una prueba, por lo que lo envió a observar los alrededores del hotel en bicicleta para informar si veía algo extraño, como hombres armados. 

Muerte

Durante la mañana del día siguiente a su llegada al hotel, los hombres de Ramala inspeccionaron las habitaciones en busca del grupo. Zulema y las demás escondidas en la cámara, se prepararon para acribillarlos y acabar con la mayoría en un intento de salir con vida. Zulema le ordena a Cepo ayudarlas con los cargadores de las armas en caso de necesitarlo y discretamente esconde uno de los diamantes en la bolsa de su comida a modo de agradecimiento. Tras el tiroteo a los sicarios, Cepo señala un túnel escondido en la cámara que previamente se utilizó para el contrabando, el cual permitía una salida del hotel sin que los hombres de Ramala lo notaran. 

« La muerte no me da miedo. Simplemente me jode no vivir como yo sé vivir. »
A pesar del escape, Zulema y Macarena son descubiertas y perseguidas por un grupo de hombres en camionetas y completamente armados. A pesar de sus esfuerzos por escapar y llegar al helicóptero a pie, Zulema decide detenerse e insta a Macarena a seguir corriendo y salvarse, ya que ella ya no estaba sola y tendría a su bebé dentro de poco. Al quedarse sola a enfrentar a los sicarios, Zulema ve a su alucinación y decide que ya es tiempo de dejar de correr y escapar, que a pesar de su esfuerzo por salir con vida, aún tendría que lidiar con su cáncer terminal. 
Vlcsnap-2020-06-11-21h47m36s733

Ante su decisión, Zulema suelta las armas y dispara a los sicarios con sus dedos en posición de pistola; ante sus gestos, los hombres de Ramala abren fuego y es acribillada a tiros hasta su muerte. 

El día de su entierro, el inspector Castillo, ya retirado de sus funciones como policía, le pide a dos hombres que vuelvan a abrir el nicho para inspeccionar el ataúd. En un intento por descubrir si efectivamente Zulema había muerto y el cuerpo se trataba del de ella, Castillo procede a tomar muestras de las huellas dactilares del cadáver, admitiendo que echaría de menos a esa hija de puta. Antes de que los hombres volviesen a cerrar el ataúd, Saray Vargas, junto con tres hombres, se acercan hasta el lugar para despedir a Zulema con música, cantos y bailes gitanos. Tras terminar su homenaje, Saray se quita un pendiente con forma de escorpión y lo acomoda entre las manos de Zulema a modo de talismán. 

Curiosidades

  • Ella tiene una rivalidad con Macarena Ferreiro Molina
    • Para la parte final de la segunda temporada, ambas hacen una tregua temporal, para poder salir de Cruz del Sur.
  • Disfruta la música clásica y le encanta la Navidad, a pesar de que esta celebración no existe en su cultura.
  • Zulema estuvo muerta varios minutos después de que Macarena le inyectara aire en las venas para obtener información sobre el paradero de Amaia Jimenez.
  • En Vis a vis: El oasis, Zulema tiene a Macarena registrada en su celular como Puta Rubia.

Frases

  • Ni paya ni gitana, ni mora ni cristiana. Aquí somos todas mujeres, dueñas de nosotras mismas.
  • "Que jodido es el amor. La gente no se da cuenta pero es una enfermedad mortal."
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.