FANDOM


Magdalena Cruz es la dueña de todas las cárceles Cruz (Cruz del Sur, Cruz del Norte, Cruz del Este).

Biografía

La cárceles han sido un negocio en su familia desde que su padre abrió la primera en 1950. Pese a que nadie creía que una mujer pudiera hacer el trabajo, ella se hizo con un negocio de 800 millones de euros al año, 7500 internos y 200 funcionarios.

Tiene entre manos un millonario negocio para construir una nueva cárcel y los escándalos y las fugas en Cruz del Norte ponen en peligro la operación, que podría asustar a los inversores. Es por esto que pone a Sandoval al mando. Necesita una mano de hierro dentro porque, para ella, “el fin justifica los medios” y porque una mujer de su posición no se mancha las manos. La señora Cruz es una mujer elegante, altiva, de negocios a la que no se puede engañar. Para ella las prisiones no tienen nada que ver con personas, tienen que ver con dinero. Obsesiva del trabajo, siempre a pie de obra, no deja nada al azar ni que nadie tome decisiones que no haya tomado ella primero.

Episodios

Cuarta temporada

La fuga

La señora Cruz visita Cruz del Norte para hablarle a Sandoval sobre como los incidentes ocurridos en la cárcel, en especial la reciente fuga de Zulema, Saray y Altagracia, están afectando sus negocios.

Traición

La señora Cruz asiste al funeral de Sandra Pitche, allí le pide a Hierro que le lleve a Zulema.

En una cena donde Zulema y un preso de Cruz del Este, Caimán, son llevados contra su voluntad, la Señora Cruz habla con ellos ofreciéndoles privilegios a cambio de que mantengan el orden en sus respectivas cárceles. Caimán acepta, pero Zulema se niega a venderse.

Mala persona

Magdalena permite que los presos de Cruz del Este ataques sexualmente a Fatima para obligar a Zulema a confesar la ubicación de Altagracia. Ella le explica a Zulema que no puede permitir que nadie ponga en riesgo su negocio, y que no es nada personal.

Vuelta a casa

Al discutir con Sandoval su contrato para dos nuevas cárceles de hombres, ella le ofrece a Sandoval volverse un director general para todas las cárceles Cruz.

La marea amarilla

Cuando las reclusas de Cruz del Norte inician un motín, la señora Cruz se esconde en la oficina de Sandoval, donde es encontrada por Goya. La señora Cruz le ofrece lo que quiera a cambio de que no le haga daño, Goya le quita todas sus joyas y luego la obliga a hacerle sexo oral. Buscando humillarla más, Goya la hace vestirse con su uniforme de presa y decir lo horrible que se siente con él. Tras un selfie de recuerdo, Castillo llega para permitir que la Señora Cruz salga donde la policía la detiene por ir vestida de presa.

Curiosidades

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.