FANDOM


MIP CS
Cruz del Sur
MIP Cruz del Sur

Cruz del Sur es la máxima penitenciaría privada para mujeres criminales propiedad de Magdalena Cruz. Fue dirigida por Miranda Aguirre para luego ser destituida por Carlos Sandoval Castro, quien implementó un estricto régimen y obtener orden por medio del terror.

Vida en Cruz del Sur

Tras ser derivadas a Cruz del Sur, las mujeres reciben en admisión un kit de utensilios básicos para su estadía en la cárcel; esto incluye un juego de sábanas, toalla, neceser con artículos de baño (shampoo, jabón, peineta, cepillo de dientes), un par de zapatillas, un par de zuecos y el uniforme amarillo con un número de identificación. Luego de dejar sus efectos personales en una bandeja, las reclusas son conducidas a la habitación de registro para ser cacheadas por una funcionaria. En esta instancia todas deben desnudarse por completo, pararse en la línea amarilla y separar las piernas para ser sometidas a una revisión vaginal y anal, donde la principal función es encontrar y deshacerse de droga u otro elemento prohibido como armas.

Después de su ingreso al recinto, las reclusas son derivadas a un módulo y se les asigna una celda, donde están obligadas a convivir con tres internas en un espacio reducido con dos literas, pequeñas taquillas, pequeña mesa y una ventana con barrotes. Tras su llegada, cada reclusa debe preparar su cama con las sábanas entregadas en admisión y procurar que la ropa sea prolijamente ordenada, de lo contrario, esto podría incurrir en una falta.

En Cruz del Sur el día comienza a las 7 de la mañana, tras despertar, cada reclusa tiene 15 minutos para vestirse, hacer la cama y formarse para el recuento de cada celda ejecutado por un funcionario de turno. Luego del recuento, comienzan los turnos de duchas, desayunos y los talleres de trabajo. A medida que avanza el día, las internas tienen libre desplazamiento por las áreas comunes como los baños, patio, biblioteca y galería. La lavandería y la cocina están exclusivamente reservados para aquellas reclusas que fueron asignadas con trabajos diarios en esas instalaciones; para optar a un trabajo de esa responsabilidad, es necesario realizar una solicitud para su ingreso y/o traslado a otro oficio.

Las presas se refieren a sus celdas como su “casa” y son celosas de su espacio, no admiten a cualquiera, mucho menos un ingreso sin permiso. Después de la reforma implementada por Miranda, el libre tránsito por las noches fue prohibido, por lo que las celdas fueron equipadas con un baño para que las reclusas hicieran sus necesidades, privándolas de intimidad.

Dentro de la cárcel la tenencia de teléfonos celulares está completamente prohibida y su posesión conlleva una infracción grave, castigada con una o más noches en aislamiento según dicte el funcionario a cargo del hallazgo. Debido a esta prohibición, las reclusas cuentan con cabinas telefónicas para realizar llamadas de cualquier índole, pero siempre vigiladas para controlar que se realicen actividades ilícitas. Para hacer una llamada, las internas deben solicitar una tarjeta a dirección, la cual viene previamente cargada con saldo; una vez este se acaba, es necesario volver a solicitar una nueva. Estas solicitudes pueden ser aceptadas o denegadas, según el comportamiento de la reclusa.

Para solventar sus necesidades personales, las reclusas pueden obtener cheques de la cárcel a cambio de sus trabajos en los talleres previamente asignados a cada una. Durante su ingreso, a Macarena Ferreiro se le menciona la existencia de un economato para comprar artículos, sin embargo, esta instalación no es vuelta a ser mencionada ni mostrada en la serie. 

Dentro de los talleres se encuentran: jardinería, manualidades, deportes, lavandería, aseo, cocina, biblioteca, enfermería y admisión. El objetivo de estas actividades es entregar cierto grado de responsabilidad a las reclusas para que estas puedan ser reinsertadas en la sociedad una vez cumplan con sus condenas.

Personal Interno de Cruz del Sur

Actual

Anterior

Reclusas de Cruz del Sur

Actuales

Anteriores

Otros lugares dentro y cercanos a Cruz del Sur

Aislamiento

Patio

Capilla

Espacio apartado a las celdas y reservado para las visitas de externos (amigos, familiares, conocidos). Cada visitante es asignado a una mesa para llevar a cabo una acotada conversación con la reclusa. En esta instancia, está prohibido el contacto físico y la entrega de elementos. Cada visita debe ser previamente solicitada y aprobada por las autoridades del recinto, estas pueden ser requeridas por un externo o una reclusa; esta última puede cancelar el vis a vis si lo desea.

Dentro de la misma habitación se encuentran unos pequeños locutorios que separan a la reclusa y el visitante por un cristal, haciendo que la interacción se realice a través de micrófonos.

Sitio destinado a la convivencia diaria de las reclusas en las comidas. En este lugar, las internas deben consumir sus alimentos de forma obligatoria, incluso si están indispuestas o no tienen apetito. Es común que hayan quejas recurrentes sobre la mala calidad de las comidas y que se generen peleas entre y/o hacia los funcionarios como forma de protesta.

Fue en este lugar donde Saray Vargas arremetió contra Ismael Valbuena, agrediéndolo con una bandeja de metal en sus testículos tras haber descubierto sobre la violación a Rizos.
También fue el epicentro del levantamiento de las reclusas en contra de la administración, donde dieron muerte a Carlos Sandoval y Antonio Hierro.

Lavandería

Contiene los libros y revistas que las presas pueden retirar para entretenerse. Fue empleada por Anabel como escondite para su dinero.

Instalado en la segunda temporada, cuenta con pesas y aparatos de ejercicio que las presas pueden usar libremente, así como un ring de boxeo usado en las peleas interpresas.

El Invernadero es donde las reclusas de Cruz del Sur realizan actividades de sembrado.

Plano


Galeria

Leer más

Plantilla:Lista de lugares

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.